No existe una barita mágica que resuelva todos los dilemas comunes de las empresas de la industria manufacturera. Sabemos que la principal preocupación radica en los costos de producción, calidad y manejo de materiales.

 

Veamos 5 de los problemas más comunes que enfrentan las empresas manufactureras:

 

  1. Pérdida de control en los procesos

 

En ellos se encuentran un mantenimiento preventivo deficiente de las máquinas, una incorrecta coordinación de los trabajadores y más. La consecuencia de todo ello está en el desperdicio de tiempo y materia prima, que incide en el cumplimento de fechas de entrega.

 

El control de la producción eficiente debe verificar el volumen de producción y que se lleve a cabo según la planificación establecida. Esta actividad debe estar presente en toda la cadena productiva para minimizar los errores y desperdicios en tiempo y recursos.

 

Consejo: Asegure el control y seguimiento de la producción para comprobar que los procesos estén avanzando y garantizando los resultados proyectados en la planeación. Si no cuenta con las herramientas adecuadas, asesórese y busque lo que necesite.

 

  1. Los estándares de calidad no están bien definidos

 

Toda empresa está enfocada en entregar el mejor producto o servicio dentro de sus posibilidades; sin embargo, si no hay estándares de calidad bien definidos, es poco lo que se pueda entregar en términos de calidad del producto o servicio.

 

En este sentido, existen certificaciones en diferentes industrias que avalan la calidad de los productos terminados y, para obtenerlas, las empresas deben cumplir ciertas exigencias en todos sus procesos de extremo a extremo.

 

El paso previo para determinar un estándar de calidad es MEDIR Y CONOCER los niveles de satisfacción del cliente, para identificar las exigencias del presente y las futuras, junto con el análisis de las tendencias del mercado para hacer los ajustes necesarios en la planificación y las estrategias.

 

Consejo: Dentro de la empresa debe existir un software y hardware para la medición de variables y para el control estadístico en línea y de ahí se pueda proseguir a la corrección de los procesos y mejora de calidad en productos entregados al cliente.

 

 

  1. Desperdicios de tiempo y de material

 

Las situaciones adversas están presentes en toda empresa, por ejemplo, la materia prima genera desperdicios y tiende a retrasar la línea de producción en algunos casos.

 

Los problemas que pueden causar son: La maquinaria necesita más tiempo de configuración al arranque, se toma tiempo en producir la primera unidad buena, genera desperdicio de arranque, desperdicio de materia prima y ocasiona que la máquina tenga que trabajar a una velocidad inferior a la óptima, generando micro paradas por ajustes de materia prima, daños en la misma o reemplazos innecesarios.

 

Consejo: Existen varias filosofías que permiten disminuir los desperdicios y reducir costos. Una de ellas es el Lean Manufacturing, que apunta directamente a la identificación y eliminación de actividades que no agregan valor en todos los procesos.

 

Según el Lean Manufacturing, el desperdicio cuesta dinero, consume tiempo y recursos para fabricar el producto y entregarlo oportunamente, disminuyendo la productividad, aumentando los costos sin generar valor ni beneficio, deteriorando la competitividad de la empresa.

 

  1. No tener economía de escala

 

Según Cimatic.com uno de los problemas de producción más comunes, es cuando las empresas no pueden reducir sus costos cuando aumenta su producción. Muchas no tienen claro cuánto tiempo se necesita para producir un bien, desde que es pedido por el cliente, hasta que es entregado; no implementan reglas básicas de la productividad durante la producción como: clasificación y descarte, organización, limpieza, higiene, visualización, disciplina y compromiso.

 

Un aumento de la producción con reducción de costos, sin duda permite la expansión, el poder de negociación con los proveedores aumenta y la inversión en tecnología es cada vez más rentable.

 

La producción es una de las áreas más críticas donde entran en juego las economías de escala. Aquí entran en juego los costos fijos y costos variables. Los costos fijos no aumentan con el tamaño de la producción, mientras que los costos variables sí lo hacen.

 

 

  1. Falta de seguimiento a proveedores

 

También surgen problemas de la calidad en toda cadena de producción cuando no se establecen procedimientos para seleccionar a los proveedores y darles seguimiento.

 

Todos nuestros proveedores deben estar ordenados, actualizados y bien estructurados en una base de datos completa con datos generales, lo que ofrecen, el rango de precios, cuáles son sus mejores productos, resultados favorables y desfavorables que se hayan tenido con ellos, áreas de mejora, oportunidades de mercado, entre otros.

 

Consejo: Defina una línea de referencia, lo que espera con el proveedor y sus resultados. Esto le permitirá medir los avances, evaluar el desempeño, saber cómo está el proveedor con solicitudes para responder a sus necesidades.

 

Los parámetros de tiempo, costo, calidad y alcance le facilitan ese marco de referencia. El seguimiento le permitirá recoger datos de los tiempos, si los requerimientos que se están cumpliendo (alcance), calidad, costos, servicios, contratos suscritos, entre otros. Todo ello le permitirá guiar al proveedor en caso de que sea necesario.

 

 

Adopte una solución para gestionar su cadena de extremo a extremo

Contar con el apoyo de un software empresarial es una excelente forma de evitar problemas de producción debido a los excelentes desarrollos, agilidad y flexibilidad que le brindan este tipo de soluciones tecnológicas.

 

En Orion Consultores contamos con las plataformas y el desarrollo de soluciones para empresas del sector manufactura, con la posibilidad de automatizar y adaptar todos los procesos de producción, que le ayudarán a contrarrestar las pérdidas y mejorar la actividad de su empresa.

 

 

Fuentes:

Cimatic.com.mx

Blog SAP