Es difícil definir lo que significa la Transformación Digital para la empresa, porque usualmente se relaciona con la tecnología, sin embargo, en esta ocasión queremos enfocarlo más allá de eso, al hablar de como ésta impacta en las personas y la cultura organizacional del presente.

Supone un cambio que apoye a las personas, en el que la tecnología sea un puente para llevar a cabo este proceso, junto con la innovación.

Al tener la cultura deseada en su organización y la dirección correcta de todos sus procesos tecnológicos y empresariales, será mucho más sencillo lograr los objetivos comerciales y la misión de su negocio.

 

Veamos a continuación los pilares fundamentales de la Transformación Digital:

Personas y cultura.

La transformación digital debe ser vista desde la perspectiva humana y de la diversidad para mejorar y hacer una mejor versión de lo que hacemos día a día, desde cualquier posición dentro de una organización.

Al cambiar progresivamente la cultura empresarial, podrá lograr sus objetivos y determinará cuál será la tecnología necesaria para apoyar cualquier proceso de cambio.

El Aprendizaje continuo

Significa crear espacios para que las personas sean capaces de agregar valor al negocio, trabajando de manera inteligente a través de la tecnología. Estos espacios deben ser intencionalmente usados para ser mejores seres humanos, crear mejores relaciones y conversaciones más efectivas.

Por supuesto, construir todas estas habilidades y tomar ventaja de ello es un asunto que toma tiempo. El tema de la transformación cultural en cualquier empresa se refiere a “ser mejores humanos y construir mejores relaciones humanas, trabajando de manera inteligente, apoyados de la tecnología” y esa es la promesa de la Transformación Digital en materia de Talento Humano.

 

Ser mejores personas

Hablar de transformación es hablar de personas, la cultura y la manera de hacer las cosas en nuestro día a día, permitiendo a las personas acceder a la tecnología para innovar, trabajar mejor y empoderarse para tomar decisiones que aporten valor tanto de manera individual como de manera grupal.

Personas, comunidad y Tecnología

Es importante considerar la “inversión” en estos tres aspectos, puesto que todos trabajan en conjunto para facilitar el proceso de Transformación Digital, buscando las oportunidades a través de las posibilidades que brinda la tecnología para el crecimiento de la empresa, el mejoramiento de las habilidades digitales necesarias y de los procesos de negocio.

Sin duda alguna, esta es la base para crear el engagement necesario para habilitar cualquier proceso de cambio. En este aspecto es fundamental la participación y empoderamiento de los líderes de Tecnologías de la información, para que puedan educar a otros en temas de productividad operacional, colaboración, seguridad y análisis de datos. De esta forma podrá capacitar a sus colaboradores y otros líderes para la transformación en toda la organización.

 

Fuente: Microsoft Inspire 2021