Los dispositivos de monitoreo de la calidad del aire se pueden combinar con análisis de datos de automatización de edificios más amplios para respaldar iniciativas de regreso al trabajo seguro y rápido. Esto facilitará un mejor control sobre la salud y seguridad.

Los lugares de trabajo con planos abiertos, escritorios de trabajo extensamente alineados y con interacciones cercanas entre compañeros de trabajo, solían ser muy populares. Sin embargo, las cosas cambiaron drásticamente con la pandemia; por un tiempo, parecía que la nueva normalidad sería en oficinas vacías, todos trabajando desde casa o dondequiera que estuviesen, con sus PC portátiles y conectividad a internet.

El trabajo sucedió donde estamos

Si bien, el trabajar desde casa por un tiempo fue cómodo y seguro, ciertamente no es lo mismo sin el aspecto social. La gran mayoría siente el deseo de volver a la oficina para interactuar socialmente y compartir con compañeros de trabajo. También deseamos hacerlo de la manera más segura posible para preservar la salud, tomando en cuenta los riesgos de la pandemia con todas las medidas de bioseguridad.

El nuevo lugar de trabajo moderno es un lugar para la colaboración y para hacerlo de forma segura, deberá adoptar nuevas configuraciones:

  1. Distanciamiento social

  2. Ocupación física con límites

  3. Rastreo de contacto

  4. Interacciones sin contacto físico

 

¿Quién más está en la oficina? ¿Cuándo van a estar los otros miembros de mi equipo para reunirnos? Y ¿Cómo vamos a colaborar?

 

El lugar de trabajo moderno trae desafíos modernos como los análisis de espacios físicos. La empresa consultora Iconics, en alianza con Microsoft, desarrolló una solución innovadora llamada WorkSpace AnalytiX. Se trata de una solución especialmente diseñada para asegurar que el lugar de trabajo sea cómodo, permite administrar los niveles de ocupación en cada planta o piso, con un rastreo de todos los puntos de contacto y, por último, permite determinar la eficiencia de un edificio o inmueble para reducir el costo de operaciones.

WorkSpace AnalytiX integra información de varios sistemas que permiten un monitoreo constante de cualquier entorno de trabajo, basado en la nube y otras aplicaciones.

Al aprovechar las tecnologías de Iconic, el análisis de espacios permite muchas posibilidades para el nuevo lugar de trabajo moderno, entre ellos, el monitoreo de la calidad del aire circulante.

  1. Una de las capacidades de WorkSpace AnalytiX es integrarse con fuentes de datos IoT como un socio de supervisión de calidad del aire, al integrar una amplia variedad de dispositivos con Azure Sphere. Esto permite analizar las áreas de trabajo. Una vez que es encendido el dispositivo de internet, se comienzan a generar lecturas de la calidad del aire en el análisis del espacio de trabajo y está disponible en tiempo real en un panel de control.

  2. Esto permite visualizar una gran cantidad de métricas correspondientes a la calidad del aire como humedad, nivel de dióxido de carbono, monóxido de carbono, ozono PM, 2.5 PM y otros indicadores.

  3. Cada medidor muestra lecturas actualizadas y si cada una de ellas está en un rango aceptable o en un rango de advertencia.

  4. También se pueden obtener detalles de cualquier métrica en particular, haciendo clic en ella, tales como la temperatura actual del espacio, su evolución y tendencia.

  5. También permite ver el historial de otras métricas e indicadores como humedad, nivel de dióxido de carbono, monóxido de carbono, ozono PM, 2.5 PM, etc.

  6. Si alguna de dichas métricas supera los niveles de advertencia, se activa una alarma y se notifica a los administradores de edificios y espacios físicos para que tomen medidas pertinentes.

 

Los retos y soluciones para “estar cerca”

De los nuevos retos y las nuevas soluciones podemos aprovecharnos al máximo en esta nueva normalidad. El análisis de espacio de trabajo moderno puede ayudarnos a abordar los desafíos del trabajo híbrido.

 

Fuentes:

Microsoft Inspire 2021

Iconics.com/Connect2021