Según el Statista.com, se espera una tasa de crecimiento anual para esta industria sea del 6.34% durante el 2022. Pero ¿Qué fabricantes superarán a sus competidores?

 

Responder a esta pregunta requiere considerar numerosos factores, pero uno que no puede pasarse por alto es la existencia de programas de formación para empleados influyentes.

 

De hecho, statista.com cita que casi el 31 % de las organizaciones de alto crecimiento cuentan con un programa de capacitación en liderazgo para los empleados, más del doble del promedio de otras empresas. Si su empresa aún no ha adoptado uno, ahora es el momento de activar las redes de sus colaboradores y aprovechar sus innumerables beneficios.

 

Y usted se preguntará ¿Qué tiene de especial para la industria manufacturera una solución de intercambio social para los empleados? Consideremos algunos aspectos:

La fuerza laboral en la manufactura

 

Según qualitydigest.com, la edad media de los trabajadores altamente cualificados es de 56 años y cerca del 25% de ellos se jubilarán en unos años. Por otra parte, se dice que el 80% de los fabricantes afirman que es importante para ellos satisfacer las demandas de la fuerza laboral.

 

En otras palabras, la fuerza laboral de fabricación se está reduciendo y los departamentos de capital humano necesitan encontrar formas de mejorar la marca del empleador para captar la atención de nuevos trabajadores calificados.

 

 

 

Aquí es donde entra en juego un programa de influencers para empleados.

 

Una solución de influencers para empleados permite a sus colaboradores compartir contenido de la empresa, mostrando en sus redes personales que están orgullosos del lugar en el que trabajan. Y eso es exactamente lo que los posibles empleados potenciales quieren ver.

 

Para Everyonesocial.com, el 84% de los buscadores de empleo dicen que la reputación de un empleador es importante, y el 90% por ciento dice que solicitarán un trabajo en una empresa que mantenga activamente su marca de empleador.

 

 

Hacen falta mejoras en la cultura de la empresa.

 

Según los resultados del Grupo Gallup, el sector manufacturero tiene una tasa estimada de compromiso de los empleados del 25 %, y se considera muy por debajo del promedio global. No cabe duda de que la industria también tenga un problema de cultura e imagen para atraer a las personas adecuadas.

 

“Para BetterWorks.com el sector manufacturero y fabricación no atrae al talento orientado a la tecnología como otras industrias y, por lo tanto, a menudo tiene dificultades para atraer candidatos con conocimientos digitales que son necesarios para estimular el crecimiento e impulsar la innovación.”

 

La implementación de un programa de influencers para empleados es una forma efectiva de mejorar la cultura de la empresa que permite cambiar positivamente su compromiso.

 

Esto permite a los empleados sentirse conectados con los gerentes, colegas y otros colaboradores; también les da una voz, mejorando la comunicación bidireccional y ayudándolos a sentirse más cómodos brindando retroalimentación.

 

De hecho, según afirma prnewswire.com, el 77 % de los empleados dice que una cultura sólida les permite hacer su mejor trabajo. Si participan en un programa de intercambio social también tienen más probabilidades de sentirse empoderados y permanecer en la organización.

 

 

Haga más competitiva su empresa manufacturera

 

Además de los desafíos de reclutamiento y una fuerza laboral que envejece, la industria manufacturera también debe competir contra firmas internacionales con costos laborales sustancialmente más bajos.

 

Con la implementación de un programa de formación para colaboradores líderes o influyentes, los fabricantes podrán crear un entorno más informado y atractivo que fomente la productividad, la comunicación y la innovación.

 

Una investigación desarrollada por QuantumWorkplace.com reveló que los empleados comprometidos son un 17 % más productivos que sus pares, por lo que los fabricantes que dedican tiempo y recursos a convertir a los empleados en personas influyentes obtendrán los beneficios de una fuerza laboral más productiva.

 

Dinamiza la cadena productiva y acorta el ciclo de ventas.

 

Cuando los empleados promocionan su empresa en las redes sociales, el alcance de la marca se expande y más personas conocen la empresa y se interesan por ella. Por otra parte, los programas de intercambio social también ayudan a equipos de ventas de los fabricantes al permitirles conectarse e interactuar mejor con los clientes actuales y potenciales.

 

Esto se llama venta social –social selling, en inglés- y su utilidad impulsa una mayor canalización, mejores tasas de ganancias, un ciclo de ventas más corto y acuerdos hasta un 48% más grandes.

 

Conecte e informe a los trabajadores de primera línea.

Muchos trabajadores de manufactura son trabajadores de primera línea que pueden no tener un escritorio o incluso un correo electrónico de la empresa, por lo que no sorprende que el 44 % de estos trabajadores se sientan desconectados de su empleador o que el 27 % de ellos digan que son menospreciados.

 

Es fundamental brindar a aquellos colaboradores que trabajan sin escritorio los recursos que necesitan para estar informados, sentirse conectados y hacer su mejor trabajo. No importa cuál sea el rol de un empleado de fabricación o manufactura en su empresa, todos necesitan interactuar con las noticias y la información de la empresa, eso les beneficia, especialmente cuando se puede acceder a ella sobre la marcha a través de diferentes aplicaciones.

 

El uso efectivo de los canales digitales para generar clientes potenciales y ventas son algunos de los principales desafíos que enfrenta la industria manufacturera.

 

 

 

Fuentes: